martes, 26 de octubre de 2010

1903: Se juega la Primera Serie Mundial

Hace ya 164 años que se jugó el primer partido oficial de béisbol entre los Knickerbockers y el New York Club, aunque son los primeros quienes se constituyeron como el primer equipo fundado en esta disciplina y son quienes elaboran un documento con 20 reglas que constituyen la base del complicado reglamento moderno de la especialidad.

En 1876, con 8 equipos, nació la Liga Nacional y en 1893, a raíz de serias desavenencias con la directiva de esta Liga, se crea la Liga del Oeste, también con 8 conjuntos, que en 1900 cambiaría el nombre al de Liga Americana. Ambas funcionarían con reglas y estatutos propios.

Para 1902, con el fin de reducir la constante migración de jugadores entre los equipos, los propietarios de los equipos de ambas ligas firmaron el llamado Acuerdo Nacional (National Agreement) el cual creó cláusulas de reserva de jugadores y fortaleció igualitariamente el sistema de regulación de las dos principales ligas del béisbol en los Estados Unidos, dando paso a la creación de la Major League Baseball como organización.
A raíz de lo anterior, un año más tarde, en 1903, se juega una serie final entre los campeones de ambas ligas. Esta confrontación se llamó La Serie Mundial, nombre que perdura hoy en día. El primer clásico de otoño de las Grandes Ligas de Béisbol se debía decidir al mejor de nueve juegos y fue protagonizado por los Piratas de Pittsburg, campeón de la Liga Nacional y los Americanos de Boston, líderes de la Americana, también conocidos como los Pilgrims (peregrinos).
Los bucaneros estaban liderados por su campo corto Honus Wagner, quien promediò 355 alcanzando su segunda corona en bateo. Otro pirata brillante era el jardinero Ginger Beaumont quien dominó el departamento de hits con 209 y anotó 137 carreras en 613 oportunidades.

Los bostonianos, por su parte, se presentaban con el guardabosque Patsy Dougerthy, quien en 590 turnos anotó 106 carreras y golpeó 195 hits. Su compañero en los jardines, Buck Freeman trajo al home 104 remolques y, desde la lomita, Cy Young registraba 28 y 9, con 342 entradas y, de 35 juegos que comenzó, completó 34.

Los Piratas contaban con Ginger Beaumont, Kitty Bransfield, Fred Clarke, Tommy Leach, San Leever, Ed Phelps, Deacon Philippe, Claude Ritchey, Jimmy Sebring, Harry Smith, Gus Thompson, Bucky Veil y Honus Wagner.

Por su parte, Boston tenía en sus filas a Jimmy Collins, Lou Griger, Bill Dinnen, Patsey Dougherty, Duke Farell, Hobe Ferris, Buck Freeman, Tom Hughes, Candy LaChance, Jack O'Brien, Freddy Parents, Chuck Stahl y Cy Young.
El 1 de octubre, un total de 16,242 asistentes pagaron 50 centavos cada uno para ver el primer juego de Serie Mundial de la historia. Dos colosos del se enfrentaron en la lomita, Cy Young por Boston y Deacon Phillippe por los Piratas. La recta fulminante de Cy Young fue muy bien medida por los bateadores de los Piratas quienes pisaron 4 veces el home después de dos outs en la 1a entrada. Por el bando contrario Deacon Phillippe estuvo soberbio y abanicó a 10 jugadores de Boston para vencer 7 a 3 a los Bucaneros. El outfielder Jimmy Sebring empujó 4 carreras con el 1er cuadrangular en una Serie Mundial.
El 2º juego se celebró en Boston al día siguiente y los de casa ganaron cuando Bill Dinneen, recorriendo la ruta completa, blanqueó a los Piratas 3 por 0. Sam Leever cargó con la derrota.
El 3 de octubre se escenificó el 3er juego, de nuevo en Boston. Los Piratas se repusieron de la derrota del día anterior y se llevaron la victoria 4 por 2, con Deacon Phillippe lanzando el encuentro completo. Por Boston abrió Long Tom Hughes quien fue relevado por Cy Young.

El 4º juego de la serie se mudó a la ciudad de Pittsburgh en 6 de octubre y los Piratas no defraudaron a su gente y salieron por la puerta ancha al vencer 5 a 4, con una nueva victoria de Deacon Phillippe, Bill Dinneen no pudo repetir su anterior actuación por Boston cayendo derrotado.
En el juego donde el ganador ganó con mayor diferencia y se combinaron con 5 triples (4 de los visitantes), Boston dominó el 5º partido 11 carreras a 2, conectando 14 imparables, con Cy Young cubriendo todo el trayecto. Por los Piratas lanzó Brickyard Kennedy con relevo de Gus Thompson.

Reponiéndose de una dolorosa derrota, Bill Dinneen volvió discurriendo la ruta completa en el sexto juego dominando 6 a 3 a los Bucaneros e igualando a 3 juegos por lado la Serie. Sam Leever que cargó con su segundo revés.

En el último juego en la ciudad del acero, Boston venció 7 a 3, con Cy Young tirando un partido completo y, a pesar de permitir hasta 10 incogibles, dominando al hasta entonces invicto Deacon Phillippe.

De regreso a la ciudad de Boston, el 13 de octubre se escenificó el 8º partido. Con la ventaja de tener el apoyo del público y de llegar con la serie desequilibrada a su favor, Bill Denneen obtuvo su 3ª victoria a expensas de su gallardo rival Deacon Phillippe, llevando a Boston ganar su cuarto partido en fila y hacerse acreedor de la 1a Serie Mundial de las Grandes Ligas 5 triunfos por 3 sobre los Piratas cuando los pintó de blanco 3 por 0.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada