martes, 18 de septiembre de 2012

Londres 2012. El dolor y la frustración. Inevitables invitados


El dolor y la frustración son dos términos que se asocian cuando no es posible alcanzar el logro propuesto. Muchas fueron las visiones captadas donde se evidenciaron semblantes de decepción mental y padecimientos físicos al finalizar cada competencia en los recién finalizados Juegos de Londres 2012.

La frustración, del latín frustratio, es una respuesta emocional común relacionada con la decepción, que surge de la percepción al hecho de que los acontecimientos no se produzcan como uno esperaba. Toda acción tiende siempre a conseguir un fin determinado. Cuanto mayor es la obstrucción y la voluntad, probablemente mayor también será la frustración. 

El dolor es una experiencia sensorial y emocional la cual, generalmente en el caso de los deportistas de élite, no depende del individuo en sí, sino de factores externos como heridas, lesiones u obstáculos de diversos tipos. Muchas de tales trabas u obstrucciones en el logro de las metas conllevan a derrotas que son dolorosas, tanto en el plano del daño físico como en el emocional, dando paso a dramáticos episodios de frustración. A continuación un resumen fotográfico de algunos de esos episodios reflejados en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada